15 C
Mexico City, MX
28 junio 2022
Jesus Lopez Legendarios Noticias Principales

7 DE JUNIO DE 1996, LA NOCHE QUE MÉXICO LLORÓ, DE LA HOYA VENCE Y DESTRONA A JC CHÁVEZ

Aquella noche del sábado 7 de junio de 1996 en el Caesar Palace de Las Vegas, Julio César Chávez González, púgil veterano de 33 años de edad realizaba la quinta exposición del campeonato verde y oro del Consejo Mundial de Boxeo (WBC, por sus siglas en inglés) de peso superligero, ante un peleador diez años más joven y en pleno ascenso como lo era el “Golden Boy” Oscar de la Hoya.

JC Chávez venía de imponerse a grandes del deportes de los guantes como Héctor “Macho” Camacho, Frankie Randall y Meldrick Taylor. Se había vuelto el estandarte del boxeo mexicano. Únicamente había perdido una pelea, la cual fue por el campeonato de los superligero WBC ante Frankie Randall en el MGM de las Vegas el 29 de Enero de 1994. Cuatro meses después recuperó el cetro en el mismo lugar. Julio antes de la pelea en contra de la Hoya, tenía un respetable récord 96 peleas ganadas, 78 de estas por la vía del “cloroformo puro”, a cambio de un empate y una derrota.

De la Hoya, tenía un record invicto, 22 peleas ganadas. Antes de este enfrentamiento, el llamado “Golden Boy” logró ceñirse las coronas mundiales superpluma de la Organización mundial de Boxeo (WBO), y ligero de la WBO e IBF, tras derrotar a Jimmy Bredahl, Rafael Ruedas y Jorge “Maromero” Páez.

“Ultimate Glory” nombre con el que fue bautizada esta batalla, que se vendió como el pase de estafeta, la legenda vs. la nueva promesa del boxeo por el título mundial superligero, que poseía Julio Cesar Chávez.

Sin embargo, siete días antes de realizarse el tan esperado combate, “El Julio del Boxeo” su río sufrió un corte grande y profundo en su párpado izquierdo, al estar cerrando la última sesión de guantes con el sparrring Luis Verdugo en el gimnasio de Top Rank en la capital mundial del juego y la apuesta.

Todo indicaba que el pleito sería aplazado, pero el gran campeón decidió seguir, un médico cirujano de apellido Leyva le operó y cerró la herida. La noche de la pelea sucedió lo que tenía que suceder, al inicio de la contienda Chávez González sangraba profusamente, el rostro del ídolo mexicano se podía observar lleno de sangre en ese cuarto asalto, en el que el réferi Joe Cortez decidió detener la contienda.

Al culminar la contienda, visiblemente consternado JC se lamentaba por la derrota y argumentó que iba bien preparado y sin ese corte seguro impondría su calidad y experiencia en una de las mejores peleas del boxeo.

Pero también de la Hoya venía en ascenso, puesto que conectaba golpes con más constancia desde el segundo round. La cara de Julio César Chávez estuvo, la mayor parte de la pelea, ensangrentada.

Fue algo que por primera vez la fanaticada del boxeo podía observar. El réferiparó dos veces la pelea, una en el primer round, cuando por primera vez se le abrió la cortada en el pómulo izquierdo, y la segunda en el cuarto round, la cual fue definitoria para que el “Golden boy” derrotara a la leyenda mexicana Julio Cesar Chávez, para adjudicarse el cinto verde y oro de los 61.235 kilogramos (135 libras).

Related posts

ANDREA GIL, ORGULLOSAMENTE MEXICANA

RoundUno

JULIO CÉSAR CHÁVEZ TENDRÍA BILLETE CONMEMORATIVO DE LOTERÍA

RoundUno

MUNGUÍA Y SZEREMETA FRENTE A FRENTE ESTE JUEVES

RoundUno

Deja un comentario