RIVERA Y OSORIO, NUEVOS CAMPEONES NACIONALES

Los boxeadores capitalinos Sonia Osorio y Julián “Chicano” Rivera, hicieron validos los pronósticos y se alzaron con triunfos para ganar los campeonatos nacionales de peso mosca y gallo, al derrotar a María Goreti y Enrique Silva, respectivamente, en un Salón Villa Flamingos que registró una buena entrada.

En lo que fue el duelo estelar, que la encabezó el duelo entre Rivera y Silva, el primero ganó gracias a una decisión unánime en doce fragorosos rounds. Las votaciones de los tres jueces fueron idénticas, es decir, 116 a 112, todas a favor del “Chicano”, quien así obtiene su segundo cinturón nacional, antes había ganado el de peso mosca.

El duelo fue cerrado, difícil para ambos boxeadores. El “Chicano” como la “Cobrita” Silva, se emplearon a fondo para conectarse los mejores golpes. El de Tepito conectó obuses al cuerpo para poder mermar la condición física del ahora ex campeón, quien de la misma forma contestaba el ataque, pero sin ser muy certero, lo que al final, le costó perder la corona.

Por su parte, la boxeadora de Iztapalapa, Sonia Osorio, obtuvo por la misma vía, el campeonato nacional de peso mosca (estaba vacante). Las puntuaciones fueron de 98-93 y las otras dos votaciones de los jueces fueron de 97-93, todas a favor de la nueva monarca nacional. Osorio tuvo en María Goreti, una rival digna y que vendió cara la derrota, ya que siempre planteó un boxeo de choque.

En otras confrontaciones que presentó la promotora Decisión Dividida, Jasseth Noriega venció por decisión unánime en ocho rounds a Celeste González, en peso supermosca; Ariel Bolaños noqueó en dos capítulos a Sergio Fabián Jimarez, en peso superpluma; a pesar de haber conectado los mejores golpes, la boxeadora Judith Vivanco fue objeto de un injusto empate en seis rounds ante Bárbara Martínez, en peso minimosca; en peso supergallo, Luis Ángel Rosales ganó decisión unánime en cuatro episodios a Aarón Arreola; la guapa Anahí Segovia noqueó efectivamente en dos rounds a Jaqueline López, y en la inicial, David Desiderio a pesar de haber tumbado en el segundo round a Iván Salazar junior, los jueces lo vieron perder injustamente por decisión dividida en cuatro rounds, en peso ligero.