EN LA ESQUINA DE RAY ROBINSON…

+++ CRAWFORD DEMOSTRÓ EL POR QUÉ ES UNO DE LOS MEJORES LIBRA POR LIBRA DEL MOMENTO

+++ El “Bud” de Omaha (Nebraska) es fiel a su marca: se deshizo Benavidez junior con un preciso y precioso “uppercuts” de derecha

Por Angel Peña

Terence Crawford es un tremendo boxeador, considerado hoy por hoy como uno de los mejores libra por libra del momento muy a la manera del inmortal Sugar Ray Robinson. Fue campeón mundial indiscutido en peso superligero, reinando en los cuatro organismos importantes que rigen el pugilismo de paga: CMB-AMB-FIB y OMB, ahora manda en welter por la OMB y nos acaba de brindar una exhibición de lo que es su poderío táctico, técnico, y por supuesto a la hora de aplicar los golpes.

No fue una pelea sencilla por  el estilo de José Benavidez junior, un tipo alto y de gran alcance con excelente escuela técnica y que además marchaba invicto, pues bien el “Bud” Crawford hizo su labor y si bien no lució en los primeros episodios se fue adaptando, combatiendo desde su guardia zurda hasta que con certeras combinaciones al cuerpo y a la cara fue ablandando al boxeador de Phoenix (Arizona).

Para nuestro particular punto de vista, existen en la actualidad 5 boxeadores a los que se les puede meter entre los mejores libra por libra, ellos son: el monarca medio CMB-AMB, el tapatío Saúl “Canelo” Álvarez; el mismo Crawford (USA); el campeón ligero CMB-FIB el californiano Mikey García; el titular ligero AMB el ucraniano Vasyl “Hi-Tech” Lomachenko y el rey gallo AMB el japonés Naoya “Monstruo” Inoue, y ahí lo dejamos.

Así de esa manera (volviendo con Crawford) no hubo necesidad de irse a las tarjetas de los jueces ya que Terence Crawford desmanteló por completo a José Benavidez junior y lo noqueó técnicamente en el último asalto (12) para así retener por vez primera su campeonato mundial welter de la OMB, todo ello en la acción estelar de la noche del pasado sábado (13 de octubre) en CHI Health Center en la ciudad de Omaha (Nebraska), en otra promoción de Mr. Bob Arum de Top Rank y con la transmisión de ESPN.

Se puede decir que fue un combate táctico, en el cual Crawford desde su guardia zurda dominó la pelea a partir de la segunda vuelta, envolviendo en su boxeo fino a Benavidez junior, que si bien mostró buenas hechuras técnicas, ello considerando que es un boxeador alto, espigado y con gran alcance, pero que ni así pudo detener los avances del campeón welter.

El nativo de Omaha fue el mejor hombre en el ring, se trasladó, caminó, peleando en la media distancia, recibiendo a Benavidez, quien parecía “estar atornillado” en la lona, porque la mayor parte de los asaltos se manejó agazapado, muy pasivo diríamos y así le permitió a Crawford ir desarrollando su mejor boxeo, sin lanzarse a fondo pero siempre proponiendo en la pelea, manejando su distancia debidamente.

Benavidez junior parecía que podría irse al ataque en cualquier momento, mostrando que podía hacerlo dadas sus cualidades y por su forma de lanzar los golpes, largos, rectos que le llegaron al principio al campeón welter, sin embargo a partir de la segunda mitad ya no soltaría el mando de las acciones, manejando a sus anchas el cuadrilátero, preferentemente peleando en el centro del ring, castigando mayormente al cuerpo del nativo de Phoenix.

En el décimo asalto se incrementó el golpeo de Crawford, pareció lastimar a Benavidez quien se fue hacia atrás, al filo de las sogas, como invitando a que entrara el campeón, pero éste no se enganchó y volvieron al centro del cuadrado, mientras que el golpeo del monarca iba “in crescendo”, y por su parte Benavidez nada más no acertaba en un ataque, es decir; que si un hombre en el ring no lanza golpes entonces el objetivo de ir a la victoria es nulo.

Vamos al giro definitorio, en el cual Crawford sigue haciendo su trabajo, tal parece que la pelea se irá a los puntos, pero de pronto el campeón lanza un “uppercut” de derecha que se anida de lleno en la barbilla de Benavidez y así éste se va a pique dramáticamente, está bien lastimado, escucha el conteo de los 8 segundos de rigor y sigue la pelea, el campeón va por su presa, lo conecta al cuerpo y lo lleva de espalda contra las sogas y con dos ganchazos de derecha al mentón termina su obra, haciendo necesaria la intervención del referee para detener la pelea, todo terminó a los 2:42 del episodio

La foja de Crawford de 31 años mejoró a 34-0, 25 KOs, mientras que Benavidez junior de 26 años bajó a 27-1, 18 KOs perdiendo su invicto.

Fue una gran victoria de Terence Crawford, quien demuestra una vez más porqué es considerado el mejor boxeador del planeta, libra por libra, ahora se espera que vaya por los combates de unificación en la división.

COMO PARA NO DEJAR, va un llegue a la selección de fut soccer que les sigue vendiendo humo a los aficionados, éstos jóvenes (algunos y otros no tanto) ganan un dineral, sueldos, patrocinios, etc, etc. Y cuando se trata de que respondan en la cancha nada más no levantan, fracasaron una vez más en el pasado mundial y volvieron a “cajetearla” ante el cuadro chileno (no se olvida ese 7-0) comandado por Arturo Vidal.

Lo increíble de todo esto es que los aficionados los siguen apoyando y eso es para Ripley. Les deberíamos mandar a algunos de nuestros boxeadores consagrados para que sepan cómo es que hay que rifarse en un escenario.

AHÍ QUE MUERA porque los “malandros” no paran de atracar en los vehículos colectivos a los parroquianos y las autoridades están en “la baba”, la neta insisto, hay que andar armados porque transitar por las calles de la City es como andar en los pueblos del Viejo Oeste, o “andas montado” o mejor ni salgas…