DAN EL ÚLTIMO A DIOS AL GRAN “SUGAR” RAMOS

Tras conocer el fallecimiento de uno de los más grandes boxeadores de la historia, primer campeón que coronó el Consejo Mundial de Boxeo, nuestro querido Ultiminio Ramos, la familia boxística se reunió en la Funeraria García López ubicada en General Prim y Versalles,  colonia Juárez para dar el último adiós al hombre que supo ser amigo de todos.

Flanqueado por otras grandes leyendas de los encordados, Carlos Zárate, Pipino Cuevas, Rafael Herrera, Isaac Bustos y César Bazán, así como el licenciado Mauricio Sulaimán, presidente del WBC, los referís Lupe García y Laurentino Ramírez, nuestro compñero Víctor Cota, el campeón mundial pluma, fue recordado no sólo por sus hazañas dentro del encordado sino también por su inquebrantable espíritu que luchó hasta el final y que no dejó que perdiera su alegría a pesar de las adversidades.

El presidente del WBC, licenciado Mauricio Sulaimán, no pudo contener las lágrimas al acercarse a la esposa de Ultiminio, la señora Angélica, quien acompañó al gran campeón en todo momento, siempre de manera amorosa y protectora.

Para el máximo dirigente del organismo la partida del querido Ultiminio deja un gran vacío, pues no sólo era un ídolo del boxeo, sino un amigo de todos quienes tuvieron la fortuna de conocerlo.

Un hombre amante de la música cubana, que jamás perdió la sonrisa y el buen ánimo, un bailarín que contagiaba su alegría, un cubano que se hizo mexicano por amor y convicción.

Amigos, familiares y gente de la comunidad del boxeo dieron el último adiós al ídolo, a la leyenda… al amigo.
Gracias campeón por tanta ¡Azúcar!

Clip to Evernote